Una afectada por las preferentes ‘zarandea’ a Blesa dentro de los juzgados

elboletin.com Publicado el 24 de enero de 2014

La policía monta un fuerte cordón de seguridad ante la concentración de afectados por las preferentes y empleados de Bankia e Iberia.

Los nervios están a flor de piel a la entrada de los juzgados de Plaza de Castilla, donde hoy declara el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa por la compra del City National Bank of Florida. Afectados por las preferentes, empleados de Bankia e incluso trabajadores de Iberia han acudido al lugar para protestar, obligando a la policía a montar fuerte dispositivo de seguridad.

Blesa ha logrado esquivar a la mayoría de los manifestantes al llegar con casi una hora y media de adelanto a los juzgados (estaba llamado a declarar a las 10:00h) y entrar por la puerta trasera, que da a la calle Capitán Haya. Aunque esta entrada es para los juzgados de primera instancia, por dentro están comunicados con el resto de salas.

No obstante, aún así, una afectada por las preferentes ha llegado a entrar en las dependencias judiciales y le ha zarandeado, agarrándole de la chaqueta y reprochándole su gestión durante el tiempo que fue presidente, según ha comunicado la Asociación en Defensa de los Accionistas de Bankia (Adabankia), en su cuenta de Twitter. Otros afectados habrían intentado también entrar en los juzgados y repetir la acción, aunque con menos éxito.

Los cánticos contra Blesa y en apoyo del juez Silva, que se enfrenta a una posible suspensión tras haber encarcelado al banquero precisamente por la compra del banco de Miami, han sido otra de las notas dominantes de la jornada. “Elpidio es un señor, Blesa es un ladrón”, “Silva es inocente, Blesa un delincuente”, o “Os esperan a cenar en Soto del Real”, han sido algunos de los lemas proferidos por los concentrados.

El juez sustituto de Elpidio José Silva, Juan Antonio Toro, decidió reactivar la investigación abierta en torno a la compra del City National Bank of Florida por parte de Caja Madrid.

Caja Madrid adquirió el CNBF en 2008, una operación que se cerró con el acuerdo de pagar 852 millones de euros, una cantidad que para el Banco de España fue excesiva, lo que despertó las sospechas del juez Silva, entonces instructor del caso, de que el precio se infló para blanquear dinero. Silva llegó a encarcelar hasta en dos ocasiones a Blesa, pero finalmente fue apartado del caso y se enfrenta ahora a la suspensión por su actuación en este caso.

Los focos están puestos ahora en el juez Juan Antonio Toro, titular del Juzgado de Instrucción número 36 de Madrid, que sustituye en la investigación del CNBF a Silva.

Además de a Blesa, el juez interrogará a siete antiguos consejeros de la entidad por presuntos delitos de abuso de posición dominante y administración social fraudulenta cometidos en el marco de la compra del banco de Miami. Así, deberán responder a las preguntas del juez Idelfonso Sánchez Barcoj, Juan Martín Bartolomé, Gonzalo Alcubilla, Fernando Sobrini, Luis Crespo, Matías Amat y Rafael Sánchez Lozano por su participación en esta operación.

Precisamente la declaración de Sánchez Lozano, exconsejero delegado de Iberia, ha llevado también a numerosos empleados de la aerolínea a sumarse a las protestas, con pancartas en las que se podía leer, por ejemplo, “Blesa y Lozano, al trullo de la mano”.

Speak Your Mind

*