Crítica a un premio del @CESCO_UCL que menosprecia al consumidor

www.eldiario.es  Publicado el 21 de enero de 2014

eldiario

El día 17 de enero el Colegio Notarial de Castilla-La Mancha, en conjunto con el Centro de Estudios de Consumo de la UCLM, otorgaron el segundo galardón del Premio de Estudio Jurídico de Derecho Privado al trabajo “El consumidor como inversor de alto riesgo: la impugnación por vicios del consentimiento de los contratos de adquisición de participaciones preferentes y swaps, una opción sólo al alcance de algunos”. La publicación llamó la atención de colectivos que defienden a los afectados por las participaciones preferentes, preferentes, en especial por ciertos párrafos que caracterizan al consumidor como ‘listillo’ y ‘espabilado’. Si bien la autora, todavía estudiante de derecho de la Universidad de Castilla-La Mancha, no repara en criticar las reprochables actitudes de los bancos en este tipo de situaciones, tampoco hace reparos en criticar a los consumidores:

“El consumidor del mañana merece un escenario renovado, purificado, al que acuda también él advertido de los riesgos a los que se expone por su propia conducta. Idénticamente, el mercado del mañana se merece a un consumidor preparado, informado, y honrado.”

En nombre de la Asociación en Defensa de los Accionistas de Bankia, Adabankia, su presidente Roberto Serrano se dirigió al CESCO para comunicar el descontento que genera, no sólo la existencia de este tipo de documentos, sino también el hecho de que sean premiados por una institución con carácter público. La decana del Colegio Notarial de Castilla-La Mancha respondió con una carta a dichas quejas, fechada el día 15 de enero. Las disculpas ante la situación han logrado hacerse llegar a través de un medio formal y han, por así decirlo, cumplido con un cometido formal. Sin embargo, el problema que se esconde detrás de todo esto es, de nuevo, una omisión por parte de un organismo público a trabajar en favor de los ciudadanos. En el momento en el que se maneja capital de condición pública, el trabajo debe dirigirse siempre en la dirección de la población, y no en detrimento de ella. No es posible que se defienda la banca, cuando es el usuario, el consumidor el que es siempre el más afectado por las injusticias y las malas gestiones de instituciones millonarias. En esta misma línea, la asociación Adabankia ha transmitido también sus entendibles dudas al no recibir ningún tipo de respuesta por parte del CESCO, que es, en primera instancia, una institución pública con responsabilidades innegables e imposibles de omitir.

Speak Your Mind

*