Los preferentistas de Bankia presentan más de 800 denuncias para que la Fiscalía investigue los correos de Blesa

EL Boletin.com 14/01/2014

La asociación Adabankia considera que los correos de Miguel Blesa demuestran que el expresidente de Caja Madrid “tenía claro que las preferentes eran un engaño”.

Cientos de preferentistas aún se manifiestan por las calles

Adabankia, asociación de afectados por las preferentes de Caja Madrid, ha presentado esta mañana más de 800 denuncias de preferentisras en la Fiscalía General del Estado para solicitar a Eduardo Torres-Dulce que investigue los correos corporativos de Miguel Blesa para comprobar la posible existencia de un delito en la comercialización de estos polémicos títulos.

El vicepresidente de la asociación, Pedro Pastor, señala en unas declaraciones recogidas por la Cadena Ser que en estos e-mails “se demuestra que Blesa tenía claro que las preferentes eran un engaño”. Por ello, los afectados quieren que los correos corporativos del expresidente de Caja Madrid sean investigados y utilizados como pruebas en procesos judiciales.

Pastor, que no tiene mucha confianza en que el fiscal general del Estado atienda sus peticiones, ha avisado de que llevará sus protestas “donde haga falta”. El vicepresidente de la asociación sostiene la firme creencia de que estos correos intervenidos por el juez Elpidio José Silva a Miguel Blesa podrían ayudar a esclarecer el presunto fraude cometido en la comercialización de las participaciones preferentes.

Asimismo, también se ha referido al juez Silva, apartado del caso Blesa tras haber decretado hasta en dos ocasiones la prisión del banquero. “El que quiere indagar sobre lo que ha ocurrido, la primera resolución que se toma es expulsarle del caso y dejarle fuera”, ha denunciado Pastor, que ha puntualizado que los correos cuya investigación reclaman no son los correos privados de Blesa, sino aquellos que cruzaba con otros directivos de la Caja: “No hace falta los correos privados de Blesa con sus amigos, sino los que se dirigían a la cúpula directiva de Bankia”.

Estos correos corporativos de Blesa habrían perdido todo valor probatorio hace unas semanas, cuando el Tribunal Superior de Justicia de Madrid confirmó en auto firme que el juez Elpidio José Silva no podría utilizar estos e-mails para defenderse de las acusaciones por prevaricación que pesan sobre él, por entender que “cercenan” la intimidad del expresidente de CajaMadrid.

Speak Your Mind

*